Top

Manual





1.      Para obtener el polen necesitas el Iceomaker. Tienes que colocar el Iceomaker en una superficie alta, como una mesa o una encimera. (Foto 1)


Foto 1: coloca el Iceomaker en una superficie alta

Coloca las bolsas de filtro en un cubo o algo más grande dependiendo de los tamaños de las bolsas o simplemente colócalas en el lavabo. Del juego de tres bolsas, coloca la primera bolsa, de 73mc y de 160 mc. Luego, coloca la de 220mc en las otras dos anteriores.(Foto 3). Si usas más bolsas, las que tienen los agujeros más pequeños deben colocarse debajo y las que son mayores encima.

2.      Coloca el Iceomaker en una superficie alta, como una mesa o una encimera. Llena la mitad del Iceomaker con agua helada y luego añade 1-1,5 kg de cubitos de hielo. Enciende la máquina durante 2 minutos en el nivel 1 y mide la temperatura del agua, que debe estar a menos  grados Celsius. Si la temperatura es mayor, añade más hielo. Debes tener aproximadamente 800 gramos de material de planta congelada (debe mantenerse al menos durante 15 minutos en el congelador) (foto 2), colócala en la bolsa y ciérrala con la cremallera. Luego coloca la bolsa en el Iceomaker. Enciende la máquina durante 15 minutos. Ahora comenzará el proceso de separación.


Foto 2. 800 gramos de material de planta

3.      Si el Iceomaker está listo, abre la tapa y escurre tanta agua como puedas de la bolsa. Ahora coloca la manguera de escurrido en el cubo, bañera o lavabo y deja que el proceso de extracción avance (Foto 3).


Foto 3. Deja que los cristales de agua se introduzcan en las bolsas de extracción. Recuerda que este es un ejemplo sólo con agua, sin iceolator: normalmente el color del agua es más oscuro e incluso puede que contenga espuma.

4.      Cuelga de nuevo la manguera en el Iceomaker. Después de todo el agua se haya filtrado a través de las bolsas, toma el residuo que ha quedado en la primera bolsa. Los bolsillos que quedan se mantendrán bajo el grifo para que los cristales de acumulen en el medio y no queden residuos de cristal fuera de las bolsas. Si enjuagas las bolsas, tendrás una mejor calidad del producto final (el Iceolator), incluso si reutilizas el agua. Escurre el agua que queda estrujando la bolsa y vacía las bolsas. (Foto 4). Haz esto con cada bolsa que utilices.


Foto 4. Los residuos en los bolsillos

5.      Pasa el residuo a través del tamiz y aprieta (foto 5). Asegúrate de tener un contenedor adecuado bajo el tamiz (foto 6). Entonces deja que el Iceolator se seque a temperatura ambiente, preferentemente en un lugar oscuro. Si quieres acelerar el proceso, te recomendamos el secador de Iceolator para un secado de polen casero más rápido.


Foto 5. Presiona el Iceolator en el tamiz para evitar que se moldee.


Foto 6. Obtén un contenedor adecuado para el secado. Para que el Iceolator esté fresco y sea bueno es preferible mantenerlo a temperatura ambiente y en lugares oscuros.

6.      Ahora que el proceso de extracción de polen ha finalizado, la mayoría de los cristales ya se han recogido. Recomendamos repetir el proceso de obtención (sin hojas nuevas) hasta que estés satisfecho con el resultado. Sigue los pasos 3, 4 y 5.

Después del uso, todas las bolsas deben enjuagarse inmediatamente con agua fría. Si notas al tacto que alguna de las bolsas de extracción están bloqueadas, puedes limpiarla con un paño impregnado en un alcohol del 96%. El Iceomaker también debe limpiarse y almacenarse en un lugar limpio.

Consejos:

Consejo 1. Utiliza la máquina siempre en el nivel 1. De lo contrario, la máquina comenzará más fuerte.

Consejo 2. Ten en cuenta cómo se extiende el olor. Cuando el material de la planta está congelado no hay olor en absoluto o casi no hay. Si reutilizas el agua, asegúrate de que el agua absorbe la mayoría de la fragancia.

Consejo 3. Para los mejores resultados, recomendamos emplear sólo las partes superiores de la planta. Las puntas dan un resultado aún mejor, pero a menudo se fuman o se venden. Si quieres utilizarlas, entonces puede que las puntas hagan que los cristales se caigan durante el proceso.

Consejo 4. Asegúrate de que nada influencie el proceso. Te aconsejamos que proporciones un ambiente de trabajo limpio, ya que pueden producirse la contaminación de los productos finales por ejemplo, cuando las bolsas de extracción se colocan en una superficie sucia. Entonces utilizarás la bolsa de nuevo y enjuagarás la suciedad junto con el producto, contaminándolo.

Consejo 5. Asegúrate de que ajustas fuertemente las cuerdas de la bolsa en la que colocas el material de la planta. De lo contrario, la bolsa se abrirá y el material de la planta se dispersará dentro de la máquina.

¡Qué fácil es hacer polen con la extracción del ice o lator!